CURSO DE DIBUJO: CÓMO DIBUJAR AVIONES Y NO ESTRELLARSE EN EL INTENTO. LA GOMA (CAPÍTULO 2)

Hoy trataremos el tema de las gomas de borrar, sus tipos, características y usos.

Gomas-1

Ejemplo de gomas de borrar. De izq. a dcha. Goma dura y pequeñas particiones. Goma de dureza media. Goma blanda. Goma moldeable. Goma eléctrica, Porta goma, pisapapeles.

Tipos de gomas.

No todas las gomas que hay en el mercado son iguales; hay muchos tipos y tienen características diferentes porque cada una de ellas está pensada para un uso específico. Las gomas normales, las denominadas “de plástico” o “caucho” que podemos encontrar en cualquier papelería se subdividen en blandas, medias y duras.

Las gomas blandas borran realmente bien y están indicadas para borrar lápices muy blandos (negros intensos). El problema es que se desgastan muy rápido porque sueltan mucho residuo (miga) y a veces resulta muy incómodo porque se pone todo perdido de las dichosas migas… la mesa, el suelo, etc. La teoría nos dice que el negro del grafito se queda impregnado en el residuo/ miga y el cuerpo principal de la goma suele quedar limpio para seguir borrando a diestro y siniestro. Ojo con las migas porque si se pegan accidentalmente detrás de la lámina nos puede fastidiar el dibujo, ya que al pasar el lápiz por la zona de dibujo y coincidiendo con la posición de la miga, se crea un punto negro difícil de quitar. Otro inconveniente de la goma blanda es que son filos se redondean rápido y no sirve para el borrado de precisión. Este tipo de gomas nos puede valer para limpiar las partes blancas de la lámina, de la suciedad del lápiz o algodón durante el proceso de dibujo. Podemos usarla para quitar intensidad al dibujo y también podemos hacer con ella los reflejos más grandes.

La goma dura es la antítesis de la goma blanda. Está indicada para borrar lápices no muy oscuros. Podemos borrar con precisión la parte del dibujo que queramos porque mantiene la forma gracias a su gran resistencia al desgaste. Si pierde la forma (se redondea) podemos cortarla con un cutter. No deja residuo o casi no lo deja. En teoría este tipo de gomas son más abrasivas con las láminas, así que debemos tener cuidado a la hora de borrar. El aspecto negativo de las gomas duras es que si intentamos borrar los lápices más oscuros, la goma se ennegrece mucho y puede manchar más que borrar. Este tipo de gomas nos puede valer para borrados de precisión, reflejos pequeños, dar ese brillo que siempre buscamos en las uniones de los paneles de metal, eso sí, para este caso el filo de la goma debe estar muy bien cortado.

Hay gomas que no son ni duras ni blandas, están en un término medio.

Ojo con las gomas de colores porque pueden mancharnos el dibujo. La goma naranja de la foto yo la uso como pisapapeles.

Goma moldeable. La goma que en la foto tiene un color gris, es una masilla plástica que se parece a la plastilina pero no es oleosa como éste material. Se usa para borrar grafito o carboncillo. Se puede moldear y se adaptará a lo que queramos borrar. No deja residuos (miga) y no daña el papel porque tiene un tacto blando.

El porta gomas. El porta gomas es una especie de porta minas pero que en vez de incluir minas de grafito lleva en su interior una goma de borrar. Como los porta minas, este tipo de gomas lleva un pulsador para hacer avanzar la goma a medida que se desgasta. Las dimensiones de la superficie de borrado son de 2,5x5mm (en mi caso) y su composición es más bien dura, por lo que es ideal para el borrado de precisión, efectos de reflejos, o para aclarar pequeñas y determinadas zonas del dibujo.

Gomas-2

Gomas-3

La goma “eléctrica”. Hablamos de un pequeño aparato de 13 centímetros de largo que gracias a un pequeño motor eléctrico y un par de pilas, se consigue hacer girar a gran velocidad una pequeña goma cilíndrica de 5mm de diámetro. El compuesto de la goma es más bien duro y en combinación con el giro se consigue borrar grafitos muy oscuros, aunque hay que tener en cuenta que tampoco va a hacer milagros. Esta herramienta va bien para hacer efectos como los reflejos en el vidrio de las carlingas, las luces de aterrizaje que van en las alas y trenes. Como curiosidad/ ejemplo, a mí me vino muy bien para usarlo en el dibujo de “Kennedy en México”. Con esta herramienta conseguí hacer el efecto de los “papelitos-confeti” en cuestión de minutos.

JFK-MEXICO-2

Espero que este nuevo capítulo de “CÓMO DIBUJAR AVIONES Y NO ESTRELLARSE EN EL INTENTO” haya sido de utilidad. Proximamente más…

Anuncios